Imprevistos: un gasto no contemplado

Los imprevistos pueden ser originados por distintas causas, mismas que no siempre podemos controlar, sin embargo, lo que sí está a nuestro alcance es tomar algunas acciones preventivas para aminorar el impacto que generen en nuestra vida.

Un ejemplo claro de prevención es el afamado fondo de emergencia, que, pese a ser tan conocido es muy poco implementado. El objetivo principal de este fondo es sacarte de un apuro monetario y conservar la estabilidad económica de tus finanzas del día a día.

¿Conoces a alguien cercano que no haya podido llegar al final del mes porque tuvo un “imprevisto”? ¿Alguien te ha pedido una ayudadita económica para resolver un problema financiero?

Los imprevistos no distinguen entre raza, preferencia sexual, edad y mucho menos distinguen quién sí cuenta con una reserva económica y quién no.

A continuación, voy a nombrar algunos ejemplos cotidianos:

  • Te bajaste de un brinco del microbús en movimiento y… ¡riájale!, torcedura de tobillo gratis (y por ende, la atención médica necesaria, esa ya no fue gratis…).
  • Regresaste de hacer ejercicio y te encuentras con el cristalazo (ya no digamos de la posible pérdida de lo que había adentro)
  • De pronto te llega la invitación de la boda de tu mejor amiga(o) y no contemplabas el gasto del atuendo ni del regalo.
  • Renunciaste a tu trabajo y no habías contemplado que te ibas a demorar en hallar otro.
  • La lluvia dejó inservibles los únicos zapatos que tenías para ir a chambear.
  • La misma lluvia te dejó de regalito un resfriado marca diablo que te mandó derechito al médico y a la farmacia.
  • El motociclista se llevó tu espejo lateral.
  • El hoyo (que casi ni hay en esta ciudad) se llevó tu llanta.
  • Tu hijo se dedicó a gatear en el recreo y estrenó su pants con 2 agujeros bien redonditos.
  • Olvidaste las llaves del depa… adentro del depa.

Cada uno de estos casos desgasta inevitablemente tu bolsillo y, dependiendo del caso, te puede meter en un pequeño o en un gran aprieto. Considera el fondo de emergencia como una excelente opción para salir adelante.

Seguramente tú tienes otros ejemplos que compartir. Compártelos en este espacio para enriquecer el tema.

Nota importante: Algunos de los eventos de arriba pueden ser cubiertos por distintos tipos de seguros. Considera el fondo de emergencia como un complemento.